• DINS

La belleza en la tristeza de Catedrales

Amo la música triste. Música que me hace llorar, contemplar mi vida, y cantar con un toque de melancolía. En contraste, muchas veces la música Pop es feliz o habla sobre temas trágicos y siempre diluyen las emociones a un mínimo, para que todos podamos sentir empatía de manera inmediata y fácilmente. Pero la vida no es una canción Pop, día a día se viven maldades, tragedias, felicidad, enojo y emociones de todo tipo. Por ello creo que al escuchar música que no teme hablar sobre aquellas cosas en la vida que nos aterran, que nos duelen y que odiamos, podemos aprender más sobre nosotros mismos. Catedrales es aquella banda, con letras amargas, dolorosas y desgarradoras, pero de alguna manera lo musical suena esperanzador, glorioso, intenso; y entonces las letras adquieren otro contexto, uno que nos pide ver aquellas partes negativas de la vida como lo que son: partes de la vida.



Conocí a Catedrales con su EP Todas mis noches son las mismas, y ahí encontré una combinación extraña, donde las guitarras espaciales y melódicas acompañan una voz que me entiende, que sabe cómo me siento y que pareciera que cantara por mi. Como en la primera canción del EP: No existo. Donde pareciera que el narrador le habla directamente a su pareja, le hace saber que no pueden estar juntos, quizá por que él tiene problemas para amar, o quizá sea que simplemente no tiene tiempo para hacerlo. No lo dice con malicia, en realidad lo único que quiere es no lastimar a nadie, ni a su pareja ni a él mismo. Pero es difícil, porque quizá en realidad sí sienta amor, pero quiere creer que la va a lastimar, y por ello no sabe qué hacer. Y cuando canta el coro:

“Olvida ya, deja de buscar atrás, y es que no consigo verte, vamos y cuida de tu corazón, te estás pudriendo vivo. Yo se cuanto duele, buscamos aferrarnos a esta vida, día tras día y es tan amargo.”

es como si él mismo se dijera que hacer, un consejo hacía sí mismo, pero claro que es más fácil decirlo que hacerlo. Entonces es cuando el papel de la música al estilo Post Rock entra, pues la música convierte una letra oscura y ambigua en un final con esperanza. Las baterías energéticas y guitarras distorsionadas en los coros, pero siempre envueltas en reverb y detrás de la voz en la mezcla, le da un toque de fuerza que no está lista para salir, como algo que quiere explotar pero aún no es su momento. Lo mismo pasa con la voz, la cual usa una especie de gritos que no son gritos. En realidad sólo aumenta la energía de la voz pero eso es suficiente para que el coro suene esperanzador. Todo ello es remarcado con las guitarras que tocan melodías claras y siempre moviéndose. Ellas le dan un toque espacial e inundan las canciones con una especie de amargura dulce.


Aún así es un disco doloroso, pues si la persona de la que habla el narrador es la misma en las cuatro canciones, entonces jamás logró sentirse en paz con ella, pues sí en las canciones No existo y Lejos habla sobre como se ha perdido el amor, y sobre cómo no funciona la relación, entonces en Volver habla sobre cómo aún la ama, y no importa cuanto ambos lo quieran, las cosas ya no volverían a ser igual. Y finalmente en Todas mis noches son las mismas habla sobre cómo nunca regresaron, y con el tiempo el amor se perdió, y al final ya no hay magia onírica en una realidad sin ella. Pero ese no es el final, no realmente, y aún seguirá existiendo el narrador, y seguirá buscando amor, al menos eso es lo que decido creer al escuchar la música de Todas mis noches son las mismas.



Su siguiente EP, llamado Las cosas que odias, es más corto con sólo dos canciones, y tiene un sonido similar al EP anterior, pero estas dos canciones son más tranquilas, e incluso más personales. El narrador habla directamente al espectador, hablando sobre aquellas cosas que nos hacen sentir solos, tristes, decaídos, pero son cosas que él también siente, y que muchos sentimos. Es un disco aún más pesado, a pesar de ser más corto, pues es doloroso. Me siento identificado con las letras, pero hay que aprender que esas cosas que odias son parte de la vida, y hay que aprender a “vivir” esa amargura, pues usualmente trae consigo cosas que llegamos a amar. Siento que tanto en la canción Paris, Tejas y Las cosas que odias, el narrador se esta cantando a sí mismo, tratando de entender su dolor y su tristeza, y con ello llegar a superarlo.


Y eso me lleva a su nuevo EP: Deja de buscar atrás. Un disco acústico que retoma las canciones No existo y Volver en una versión tranquila y con instrumentos acústicos. El disco saldrá el 21 de febrero, pero tuve la oportunidad de escucharlo desde antes y me di cuenta que la música tiene un extremo poder sobre las letras, pues no importa que tan tristes sean las letras, la música les da un nuevo propósito, y hace que no pueda dejar de cantarlas. En este disco hay mayor producción en las voces y hay más voces secundarias que hacen coros. Musicalmente es un excelente disco, claro que son canciones que ya habían sacado, pero para nada son las mismas. Al sonar más tranquilo, el ambiente y las melodías resaltan aún más, y en la voz principal suena cada detalle y cada fluctuación en la voz. Y los detalles de producción como los teclados que ambientan la canción vuelven a este disco algo nuevo y diferente.


Ya he mencionado en entradas anteriores que Catedrales es una especie de Pop oscuro, y lo quiero volver a mencionar, porque sus discos suenan increíble, tienen una producción asombrosa, y en Deja de buscar atrás te das cuenta que musicalmente no se quedan atrás, son increíbles músicos, que saben hablar sobre tristeza y saben colocarla en un pedestal dentro del mundo del arte. Cuando escucho a Catedrales no lo hago para llorar, en realidad sucede algo extraño cuando los escucho. Me duele el alma, pero lo disfruto tanto que no puedo dejar de escuchar. A veces necesitamos entender que la tristeza es parte de la vida y necesaria para saber que estamos vivos. Y hay bandas que saben cómo darle ese valor y cómo volverla algo bello. Catedrales absolutamente debe estar en tu playlist de canciones sad, y si tocan cerca de ti, absolutamente debes asistir.



@catedralesmx

70 vistas0 comentarios

Formulario de suscripción

  • Facebook
  • Instagram

©2019 por Sin Futuro.